fbpx

Despertar Nuestra Esencia

He estado reflexionando durante unos días , sobre cómo empezar mi

primer post del este blog de Mujer en Esencia y me venía a la cabeza una

pregunta que en apariencia es sencilla, al mismo tiempo profunda y quizás

,no fácil de responder.


¿Qué significa para ti despertar tu esencia?

Al formularla, tengo la sensación de que es una pregunta íntima ,con tantas

respuestas como mujeres hay en este mundo , pero al mismo tiempo hay

algo dentro de mi que me dice que muchas de nosotras responderíamos lo

mismo, porque al final nos une a todas lo mismo , nuestra esencia.


El hacértela puede llegar a mostrarte lo que habita dentro de ti , y quizás

sientas y te des cuentas de que es mucho mas auténtico que lo que

exteriormente estamos mostrando. Entonces, si es algo tan auténtico

porque no darle luz, qué ocurre dentro de ti que te lo impide

Mi experiencia me ha mostrado , que para llegar a esa esencia es

importante despojarnos de condicionamientos sociales, culturales y

creencias que nos han repetido y que hemos asumido como verdad, pero

¿realmente lo son?… A que le vas a dar más valor, a lo que siempre has

oído, te han dicho o dicen de fuera, o a lo que emana de ti que sabes que es

verdadero y te hace sentir bien. Entonces, ¿que es lo que te impide seguir

ese camino? .


Seguramente tienes muchas respuestas – excusas y si miramos debajo de

ellas puede que nos encontremos con la falta de confianza.

Confiar en ti misma. Sí, Confiar. Es paradójico como entregamos nuestra

confianza a personas y/o entidades que no conocemos , que incluso nos

demuestran que no son leales, pero lo hacemos sin pensar, porque se nos

ha dicho que hay que hacerlo, que no hay otra manera ; sin embargo

cuando se trata de confiar en nosotras mismas temblamos de miedo .

¿Quien te ha dicho que no puedes confiar en ti? … ¿Es una creencia o una

realidad?.

Confiar en ti es el primer paso para hacerte soberana de tu vida.

La esencia de cada mujer es igual de única que ella misma, y no se basa en

creencias, patrones, reglas sociales , familiares, culturales… No se si en en

algún momento has pensado cuánto de ti , como mujer ,esta supeditado a

lo que socialmente está pactado como: hay que , debes de , tienes que; sin

que lo hayas decidido tu.


Cuando reflexionamos sobre lo que significa despertar y mostrar nuestra

esencia y observamos en nuestro día a día en que medida somos fieles a

nuestra sentir profundo, quizás nos demos cuenta de que hay una parte

que sí ,que tenemos clara que está expresada, vivida , sentida … pero, la otra

parte que ocurre con ella , porque no la expresamos, sentimos, vivimos de

igual manera. ¿Qué hay detrás de ese esconder lo que forma parte de ti?

Miedo a lo desconocido , a no ser aceptada, culpa o quizás sientas que no

eres merecedora de experimentar , expresar, sentir .

Estoy segura que tu respuestas y tus inquietudes son compartidas por

muchas otras mujeres, porque aunque cada mujer es única ,hay algo que

nos une, una energía que va más allá de lo físico, la energía femenina , esa

energía que siempre nos acompaña, que está presente a pesar de haber

sido manipulada , maldecida, castigada y por lo tanto escondida e incluso

anulada convirtiéndola en invisible, ya que se nos ha hecho creer que es

débil.

Nos hemos desequilibrado dándole más lugar a la energía masculina , mal

interpretándola, en donde la acción y el foco ,algo muy positivo si está en

equilibrio ,se ha convertido en competencia, en soy capaz de ocuparme de

todo, soy perfecta y lo voy demostrar… y así hemos sido arrastradas por ella

en pos de un instinto de supervivencia y reconocimiento social , ocultando

de manera consciente o inconsciente nuestra energía femenina. Acaso la

intuición , la fluidez , la cooperación, el cuidado ( hacia una misma para

acompañar de manera equilibrada ), la cooperación , la creatividad, la

comunicación , la inspiración, la curiosidad, el deseo de saber y conocer son

atributos correspondientes a la debilidad.

Es el momento de reconocer abrazar y escuchar, todas esta energía innata

que es la que nos otorga el poder de conectar con nuestra verdadera

esencia.

Abrázate.
Anala